Buscar este blog

jueves, 26 de julio de 2012

Gabriel, deberías volver.


Y entonces, sin pensar y hablando rápidamente, como solía hacerlo  _’’Alguna día me va a tocar a mí ese dolor, tranquilo´´_ Me dijo. Sin lograr entender que a pesar de todo…  Solo se ganó el derecho a mi amor. 


Observando esas olas que no saben si viene o van,  siento un frió intenso que presiona mi espina dorsal, mi corazón se acelera como buscando un refugio, como queriendo escapar y aunque sé que ser cobarde no es un crimen, no me atrevo a mirar que hay detrás.

Quisiera estar hecho de agua para perderme en el mar, desvanecer cada sentimiento y entregarle mis sentidos a ese oleaje intenso que respira vida, respira paz, pero que al mismo tiempo me enseña la cruda realidad... Solo soy un hombre mas, lo que se a vuelto una tortura, la vieja costumbre de caminar frente al mar ya no me entrega esa paz que me solía brindar, solo me llena de recuerdos que me asustan, me hieren y me hacen querer regresar.

Aquí el corazón es rebelde, mientras viven pensando que el pedir perdón y el llorar son sinónimos de derrota y cobardía, sin dimensionar lo equivocados que están sobre esto, la gente ama y deja ir, no entienden el real significado de un ‘’Te Amo’’ y los ‘’Para siempre’’ tarde o temprano encuentran su muerte.

 Gabriel debería volver  y llevarme lejos, en donde no este en guerra contra el mundo, contra ellos, en donde cada palabra dicha que narra la historia que no quiero oír, no baile en mi cabeza. ‘’Son mis heridas y no dejare que alguien las vuelva a abrir’’, solía decir, pero he fallado, sangra mi espalda, mis manos y pies están cansados, mi corazón se a transformado en piedra y aunque aquí el amor es como un libro olvidado en el tiempo, hay una parte de mi que sigue creyendo.

Gabriel, deberías regresar  y llevarme de vuelta a casa, de vuelta a mi hogar, nuestro hogar.







Texto: Andrés Miles © All rights reserved

4 comentarios:

◊ dissortat ◊ dijo...

Sí, todos nuestros arcángeles deberían regresar...

Diego A. Tejada Gamboa dijo...

Mi Benjamín se ha ido y como siempre no me ha llevado con él... Saludos robotito.

Damian dijo...

que bonito, no se, lo entendi, como un amor trunco por alguna penosa separación

Pimpf dijo...

Uhm, chuchi, ¿Y dónde está Gabriel? ¿Por qué no vuelve? Y lo que es peor, en ocasiones no es mejor dejar irse a alguien?

Bicos Ricos