Buscar este blog

lunes, 6 de agosto de 2012

Día 6. Por ti recibiera una bala


Te fuiste demasiado pronto
Te llevaste tu amor demasiado rápido
Me empujaste lejos
No creíste
No luchaste
Me abandonaste 


Hubiese dado mi vida  
Por salvar nuestra historia 
Por sanar nuestro amor 
Por defenderte hubiese recibido una bala 
Bala tras bala  
Hasta perder la razón 

Y me habria puesto de pie una y otra vez 
Para ocupar tu lugar y protegerte 
Aunque tuviese que sangrar  
Haría mía tu agresión y tus heridas 
Por salvar nuestra historia 
Hubiese dado la vida 

Incluso en el borde y de rodillas 
Me hubiese puesto de pie 
Erguido para cargar tu mochila 

Gastaría mi voz y cantaría para dormir esos demonios 
Que te reprochan, te detienen y te castigan 
Hubiese recibido cada bala sin pensarlo dos veces 
Porque mi corazon herido sigue siendo fuerte 
No sabe de rencores 
Por sanar nuestro amor 
Por ti lo hubiese hecho mil veces


Nadie dijo que seria fácil, pero se que al final hubiese valido la pena






Texto: Andrés Miles © All rights reserved

4 comentarios:

Gary Rivera dijo...

wow! cuando te leo no puedo evitar recorodar un dolorcillo añejo! :'(

Jotapé OC dijo...

Ese dolorcillo que a mí también me recuerdas no es nada añejo si no más bien está provocado por una herida fresca.
Muy bueno lo que escribes!
Just Great!

Damian dijo...

muchas veces me sentí asi, pero luego dejo de hacerlo y trataba de olvidar rápido

Sin humanidad dijo...

es tan cierto lo que escribes blip blop besos