Buscar este blog

domingo, 4 de julio de 2010

Palabras para un Ángel llamado Gabriel

Realmente no se como comenzar, solo quiero hacerte saber que no te he olvidado y que he intentado llegar hasta donde tú estas, he tratado de engañar a Dios diciéndole que solo quería ver como estaban mis alas, esas, que en un trato con el mismo te entregue, sin remordimiento, sin arrepentimiento... Te debes estar preguntando, ¿que ha pasado?, que aun no he llegado, y esto es lo que pasó, le dije a Dios: ''Solo quiero ver que tan crecidas están, solo quiero saber si están bien cuidadas'', pero no te ofendas por mis palabras, que en ese mismo instante sabia la respuesta y se que junto a ti, mis alas, nuestras alas, crecen fuertes, hermosas y sanas y bien mi ángel, tu sabes que yo no soy bueno para actuar, que mis impulsos suelen traicionarme a diario, que me pongo nervioso con facilidad y también sabes que soy celoso y llorón, pero esto ultimo mencionarlo, ¿No es necesario verdad?, en fin... entonces Dios me miro a los ojos y me dijo: ''¿Puedo ver lo que hay en tu corazón?'', yo le respondí ''De acuerdo'', con vigor, hasta ahí todo iba bien, pero fue un fallido intento en ser un buen actor ¿y que crees?, después de ese ''De acuerdo'' que sonaba tan seguro, me puse nervioso, baje la mirada y pronuncie un ''Sí'', débil y de voz baja... Sabes Gabriel, mi ángel Gabriel, definitivamente Dios no es perfecto, es un idiota, presumido y nunca pero nunca entendió de amor.

Aquí las cosas no han cambiado mucho, a ratos la ''La buena tierra'' se hace olvidada, conservo la costumbre de caminar frente al mar y entregarle una que otra historia, tú lo sabes y yo lo he dicho antes, ''Amo esas olas que no saben si vienen o van, que me entiendo con el mar'' y no te imaginas como quisiera ser agua, solo agua, escapar del frio, sumirme en ese azul sin fin para seguir a esos peces en el aire que me llevarían hasta a ti y que triste porque la realidad es otra y estoy aquí en ''la buena tierra'', a la que de todas maneras siempre le agradeceré que me haya cobijado, bajo un cielo en polvo con el que de alguna manera he aprendido a convivir, debo confesar que es realmente difícil ser un hombre mas, ver que cada vez son mas los caídos, ángeles sin rumbo que se derrumban poco a poco, confundidos, pensando que el pedir perdón y el llorar son sinónimos de derrota y cobardía, pero no te preocupes por mi, a pesar de todo, estoy bien aquí, he aprendido que morir un poco a veces no es tan malo y aunque bajo este azul inusual que a veces se convierte en miel, inolvidable y tan hermoso como el color de tus ojos, la piel envejece y cuando esto sucede te haces mas fuerte.

Se habla bastante de amor aquí, aunque la mayoría están equivocados sobre esto, creen saberlo todo y realmente no saben mucho o prácticamente no saben nada, no reconocen amor en sus corazones si no que en sus retinas y para quienes si sabemos de amor, el silencio es nuestro mejor aliado y es que entre estas calles vestidas de invierno el corazón es muy terco, y aunque sea difícil de creer, incluso mas que yo, también he oído hablar del tiempo y el destino, el primero a veces transcurre muy lento o simplemente desbordante, eso nunca se sabe y sobre el segundo algunos dicen que ya esta escrito, aunque yo no comparto esta visión y se que el estar aquí se trata de sueños por los cuales debemos dar lo mejor de cada uno al despertar. Nadie sabe hacia donde va este viaje...

Déjame contarte también que aun guardo besos en el bolsillo y que me niego a cerrar mis heridas, pero no te enojes por esto ultimo, ¿de acuerdo? y es que aquí, no conocí a nadie como tu y cada vez que puedo, abrazo mi propia espalda para tocarlas y cuando logro hacerlo, esas hermosas heridas me llevan de vuelta al hombre que fue feliz contigo, me recuerdan que tengo un nombre, que tengo vida y me hacen saber que cerca o lejos, en donde estés, esto será eterno y tu siempre serás... Gabriel, Mi ángel Gabriel.





Texto: Andrés Miles © All rights reserved

22 comentarios:

Diego Lazarus dijo...

Amado por la madre tierra y odiado por el padre cielo?¿ xD
Yo tenia entendido que cuando dejas heridas abiertas era para saber a donde no querias volver, pero... usarlas para recordar suena mejor ^^

ave de estinfalo dijo...

Que bonito, me gusto mucho


^^

Cuidate mucho

byE!!!

Winnie0 dijo...

Qué bonito texto Andres....Es un alma abierta...Besos

Captain Mad! `~ dijo...

tu gabriel me cae mal daddy ¬¬
es como mi Alejandro 2do u.u
y no me gusta :(
me cae mal u.u
:*

Quien yo? dijo...

"ver que cada vez son mas los caídos, ángeles sin rumbo que se derrumban poco a poco, confundidos, pensando que el pedir perdón y el llorar son sinónimos de derrota y cobardía"

Me encanto esa parte....

hace mucho tiempo que no pasaba por problemas de tiempo, espero ahora que se normalice mi vida asi entro seguido.

Siempre un placer leerte, sos exelente!

Saludos

Anónimo dijo...

depues de leer esto puedo decir, que afortunado es gabriel por ser el, un abrazo


jorge.

Stultifer dijo...

Y de repente un día conoces a alguien con quien entablas una exitosa amistad. De la misma forma éste desaparece y te quedas con las manos formando una cuenca llena de agua que va derramándose entre los dedos y no puedes hacer nada.

Pimpf dijo...

Andrés, que bonito texto, lo has bordado, tristecillo, pero que bonito, no se como haces pero siempre me identifico con tus textos, que de vida, que de amor, qué pasión.

bicos Ricos

David dijo...

El amor sólo lo entiende aquella persona que está enamorada. (A veces ni siquiera este persona) :)
Me encantó la entrada.

Fran Frannao dijo...

Triste pero hermoso, muy hermoso.
"aun guardo besos en el bolsillo y que me niego a cerrar mis heridas" Muchas veces el sufrir es la única manera de sentir a esas personas queridas, a veces el sufrir es el único camino para dejar de sufrir.
Un fuerte beso. Y ánimo.

Francis joseph dijo...

a pesar de que son cada vez mas los angeles caidos, son pocos los que siguen caminando...bajaron a esta tierra de verde y polvo...pero nuestras alas conservan su nombre y dueño y algun dia volveran a ser entregadas para volver a levantar el mundo... nadie mas que nosotros concerva tanto amor...nadie mas que nosotros...


:***tkm!

Thiago dijo...

Cari, marido, para algo somos matrimonio... yo tuve un encuentro con un ángel y tb. se llamaba Gabriel, me salvo la vida de una ola (del mar? de tí tal vez?) y nunca lo olvidaré... Desde aquel día Gabriel me parece el ángel más bello y de más bello nombre...

Hoy me uno a tu canto, aun sabieno no obstante que cantas y perteneces a otro.

bezos.

Cris dijo...

Por un lado, me alegro de leerte, pensé que te ibas por tu último post. Por otro lado... un ángel llamdo Gabriel que escribe cartas de amor... ¿dónde he leído yo eso en otro blog?

Besos!

Munani dijo...

Lástima que no tengo besos que guardar en mi bolsillo, pero tendrías varis míos de pura emoción, está muy bonito.

Un abrazo

Damian dijo...

aish q bonito, q rico seria guardar los besos en los bolsillos :)

Thiago dijo...

jaj cari, y has visto el eclipse que he montado yo solito para tí en chile? Eso si que es amor poético, eh....

A ver cuantos de tus maridos te han regalado un eclipse, jaajaj


Bezos.

AntWaters dijo...

Leí no sé dónde: "recuerda cada herida". Hay un peligro enorme en perdonar porque puede llegar el momento en que tú borraras y el otro no y...

Las calles se visten de invierno allá; aquí, de verano; en algún punto del mar, el verano se sienta y deja que siga el invierno; es el mismo tiempo pero con distinta temperatura... ¿te imaginas que siempre fuera iguá? Verano, invierno.... Una estación.... sin cambios... sería mu... que te pones a pensar y qué pocas primaveras llegamos a vivir.... ochenta, noventa... y si no fuese por los cambios sería cansino... vaya lío estoy soltando. Te veo allá abajo mirando algo; te queda bien el azul, la capucha y las rayas; hasta las gafas.

Las alas también servían para usarlas de escudo; yo te apoyo en no cerrar las heridas, en dejar "que vean lo que han hecho"; otra cosa sería darles... cosas que no se merecen.

besos de este comentario no te lo cobro jajajaa

Paco Dehon dijo...

vaya vaya Andres... eres tan pero tan afortunado de haber podido hablar con Dios cara a cara y enviarle esta carta directa a Gabriel =) de verdad me dejas sin aliento... te estaré siguiendo! y te espero por mi blog, un saludo amigo.

alex dijo...

El amor... no se que es el amor...? si, puede que si.. quizas no el amor intenso a una persona que me de todo, pero se de otros amores, de mirar a alguien y sentirla cerca, de vivir la vida sabiendo que hay alguien que te estimas, que te tiene cercano...

Un angel? yo tengo un angel tbm.. y esta aquí en la tierra.. me salvo un día de mi mismo, me llevo de la mano y aun sigue conmigo....

Un beso cielo

Miguel Angel dijo...

Te felicito
ke buena narración Raul, me gustan muchos los angeles, sobre todo cuando se les da un perspectiva mas humana, como la que tu le has dado aki, me encanto leer el diálogo que sostiene con Dios, muy original tu enfoque
Te felcitio Realmente , me gusto
Abrazos

Anónimo dijo...

que afortunado Gabriel, llevarse tus alas y tambien tu corazon

◊ Dissortat ◊ dijo...

Yo anduve con otro de los grandes arcángeles, el llamado Rafael, pero él subió al cielo con un pedazo de mi ánima (no de corazón)en sus manos, y desde entonces no he tenido reposo...