Buscar este blog

viernes, 31 de mayo de 2013

La caída es lo ultimo que un ángel siente


- Mi corazón se aceleró…

_ Yo sentí que volaba entre la luna y el sol

 -Sentí que caía lentamente con el corazón en las manos, sin miedo a ser lastimado… En donde la tierra es firme, libre de dolor y cicatrices.

- Estoy enamorado de esto.

_ Pero solo es cosa de ángeles. ¿Lo has olvidado?.

- No. no lo he olvidado. Es nuestro destino caer... Volver a nacer, tal vez 

_ Entonces cuando regreses, no le digas a nadie lo que pasó aquí, después de esta noche no te volveré a ver.









Texto: Andrés Miles © All rights reserved

4 comentarios:

Adrianna Rossi dijo...

A veces es necesario caer a lo más bajo, para ser capaces de renacer, completamente nuevos y fortalecidos, para descubrir la verdadera belleza de las cosas... a veces es necesario perderlo todo, para descubrir el valor de cada qué o quién.

Ya sigo tu blog, un abrazo mi bloggero de hojalata.

Coke dijo...

Las alas emplumadas de maravillosa deidad, pureza y paz. Se vuelven pesadas y dolorosas cuando tocan la realidad. Volver a nacer? Quizás, pero no quiero volver a volar... Hermoso escrito :)

El loco dijo...

Me encanta esta entrada :)

Ame dijo...

Tocar fondo para resurgir, cuando piensas que ya nada puede lastimarte porque crees que todo lo has sentido y al tocar fondo, las heridas cicatrizan y revives, te elevas y el piso se siente más firme que nunca, entonces sabes que has vencido al dolor, por lo menos mientras llega otro y te hunde nuevamente, el dolor se quedó en el fondo, no lo volverás a ver, quizás lo recuerdes y sientas nostalgia por el pasado, pero habrá otro que en algún momento te hará sentir nuevamente el corazón acelerado y elevarás tus alas para volver a sentir.

Un saludo Andrés, es excelente tu texto.

(No estoy segura que Andrés y Robot Humano sean el mismo)